SACERDOTE ENAMORADO

January 7, 2019

https://www.0223.com.ar/nota/2018-11-25-8-56-0-se-enamoro-y-dejo-los-habitos-hoy-forma-parte-del-movimiento-de-curas-casados

 

 

Rocío DíazNoviembre 25,2018 08:56

Francisco Vacazur ya no viste como hermano franciscano, abandonó la Iglesia para formar una familia. Y aunque afirma que eso le costó “llenar la billetera”, no se arrepiente. Su historia en esta nota de 0223. 

El ex cura en una jornada solidaria en el Basural (Fotos: Francisco Giovanoni)

Esa tarde ya no vestía  túnica marrón ni las típicas sandalias de hermano franciscano. De hecho, no tenía ninguna prenda propia porque cuando dejó la Iglesia ya no le quedó nada. 

Desde una cama del Interzonal donde terminó después de un grave accidente, Francisco Vacazur pudo ver cuando Adriana entró en la habitación con un pijama en las manos. Se conocían de cuando él daba las misas en la parroquia San Francisco del colegio Esquiú, pero no mucho más que eso. Sin embargo, ese día fue diferente: supo que era la mujer de su vida. 

Un año después le pidió que sea su pareja y meses más tarde se casaron. Así renunció de manera definitiva a la posibilidad de brindar sacramentos. 

La decisión de la cual no se arrepiente hizo que hoy Francisco sea una de los cuatro hombres en Mar del Plata que forman parte del movimiento de Curas Casados. Pero además de perder el respaldo de la Iglesia, se quedó sin trabajo. 

- ¿Cómo es la vida fuera de la Iglesia?

- Nadie le da trabajo a un cura cuando se va de la Iglesia, somos un mal ejemplo.

 

Encontrarse con Francisco puede ser complicado, no tiene una rutina y nunca está en el mismo lugar a un determinado horario. Si uno quiere verlo hay que buscarlo o reunirse con él en algún punto del camino que ese día programó. Puede estar repartiendo chocolate caliente en un barrio, llevando un colchón a alguien que lo perdió en una inundación o dando una charla en un centro de jubilados.

Después de dejar los hábitos no pudo conseguir un trabajo con un sueldo fijoy tuvo que crear la forma de conseguir algo de dinero para llevar a la casa que ahora comparte con Adriana y sus hijos “del corazón”.  

"Nadie le da trabajo a un cura cuando se va de la Iglesia, somos un mal ejemplo"

“Los curas tenemos una formación universitaria de 96 materias, pero parece que eso no lo reconoce nadie”, sostiene con mucha angustia en su voz y cuenta lo difícil que le fue llegar a fin de mes por esos días.

Fue un día cualquiera cuando su compañera le dijo: “Tenés que ofrecer lo que sabés hacer, crear vos tu propio trabajo”. Entonces se armó “una carpetita” y se ofreció en el Ministerio de Desarrollo Social, donde fue contratado como asesor en valores humanos.

Eso ocurrió en 2013. “La ministra Alicia me llamó y me dijo que sí”, explica en referencia a la hermana del ex presidente Néstor Kirchner, quien era titular de esa cartera durante la presidencia de Cristina.  A través de ese puesto laboral hace visitas territoriales, jornadas, talleres en centros de jubilados, en escuelas, en familias, y también consejería. 

“Se me agrandó la capilla”, ríe.

 

- Necesito conseguir 1000 salchichas

- ¿Para qué?

- Una jornada en el basural

Francisco conoce al detalle quiénes viven en el predio de Disposición Final de Residuos de Mar del Plata. Con ellos trabaja prácticamente todas las semana. Se ocupa de que estén acompañados y “guiados espiritualmente”. “Porque nosotros los curas sabemos de Filosofía, Psicología y Sociología, tuvimos todas esas materias en nuestra carrera”, dice. 

Además, cuando puede y cuenta con la donación de alguna empresa privada organiza jornadas como la de aquel jueves en las que la comida es solo una excusa para que quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad puedan distraerse y disfrutar de un día con familia y amigos. 

"Se me agrandó la capilla"

“Yo agradezco a Dios, porque con este trabajo se me abrieron más puertas que estando en la jerarquía de la Iglesia”, sentencia.

Francisco hoy tiene 51 años y se lo puede ver en los medios de comunicación de la ciudad hablando de la fe en Dios. Los martes de 21.30 a 22.30 conduce el programa “Bienestar Interior” en Radio Iberoamérica 100.3, y los viernes a las 20 dirige “Apreciando Valores” porCanal 46. “En la tele hablo con Dios, entrego la llave de los valores y abro el cofre de los deseos”, afirma desde la Traffic que acondicionó para andar por la ciudad. 

 

El movimiento de curas casados

Según cuenta, son cerca de 250 mil los sacerdotes católicos que en todo el mundo dejaron la Iglesia. Muchos de ellos hoy están casados y forman parte del movimiento que “le pide al Papa Francisco” ser reconocidos como una parte más de la religión y poder seguir realizando los sacramentos.

En Buenos Aires son 30 los que pertenecen a ese movimiento. Uno de ellos es Francisco que junto a otros tres ex sacerdotes están en Mar del Plata. 

“Pero la diferencia es que yo no me quedo sentado a que el Papa tome alguna decisión para seguir con mi vocación, salgo a predicarla todos los días”, sostiene. 

“Soy testigo de un acercamiento a Dios”

Para Francisco, ser cura no es algo que sólo lo autorice la Iglesia. Él siente que su sacerdocio es de por vida, y así se lo dijo el Papa Francisco un día, cuando todavía era cardenal: “Vos sos sacerdote para siempre".

Es por ello que nunca pidió la dispensa, -la reducción al estado laico-. “El año sabático que pedí al principio se extendió para siempre cuando me casé”, afirma.“Mi misión  es predicar el evangelio, con o sin la Iglesia”, dice y explica que Bergoglio lo ayudó mucho “con su firmeza” a seguir con su objetivo. 

Hoy en día se intercambian cartas. Incluso le mandó un mail agradeciéndole por su trabajo pastoral. Orgulloso muestra la bendición que el máximo pontífice le envió para que la Capilla Móvil con la que Francisco recorre la ciudad para solidarizarse con quien más lo necesite, “esté protegida”.


“Me dijo que vaya a los lugares más pobres”, explica. Y desde ese día emprendió su consultoría “Bienestar Interior” que lleva adelante junto a otros dos curas que ya no pertenecen a la Iglesia. Lo llama centro de recuperación espiritual ecuménico.

Desde ese lugar, el ex franciscano ofrece distintos servicios a la comunidad como bendiciones de vida, de hogares, de momentos. Por ejemplo cuando alguien no puede casarse por Iglesia por determinada cuestión, él hace bendición de alianzas. “No es un sacramento, pero el significado es el mismo”, afirma.

Sus ceremonias son abiertas a todas las religiones. Y es por eso que hace unas semanas encabezó un “casamiento hippie” y en noviembre hará lo mismo con otras creencias. “Trato de hablarles al corazón”,  señala y cierra: “Soy testigo de un acercamiento a Dios”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

You Might Also Like:

Semana de Opimismo Vs Pesimismo

January 22, 2020

SEMANA para APRENDER A...

January 15, 2020

1/15
Please reload

©2017 Creado por Programar MDQ

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now